RECUPERANDO LA MEMORIA.


En apenas seis meses, el 15 de junio de 2017 se cumple el cuarenta aniversario de la celebración de las primeras elecciones democráticas en nuestro país desde la II República.

Para llegar a ello, dejábamos atrás 40 años de una dictadura feroz. Exilio, cárcel, tortura, asesinatos, despidos de los centros de trabajo, fue el tributo que hubimos de pagar para conquistar la libertad una vez muerto el dictador y evitar que el franquismo siguiera gobernando nuestra sociedad.

Decenas de miles de hombres y mujeres dieron lo mejor de si mismos y de sí mismas en la lucha por la libertad y la democracia.

Entre esas personas hoy queremos señalar a tres de ellas, a tres leganenses: Tomás Sebastian González, José Luis Requejo Rodríguez y Laureano Cuerdo Gómez. Desde su juventud se comprometieron en la tarea de recuperar la dignidad que le había sido usurpada al pueblo español, la tarea no fue fácil, había que estar preparados para esa batalla, esquivando a la policía político-social del régimen, jugándose el puesto de trabajo, evitar sufrir una detención que diera con sus huesos y con los de sus compañeros y compañeras en la cárcel.

El 24 de enero de 1977 nuestros tres vecinos, propuestos para la Medalla de oro de la ciudad, se encontraban reunidos, junto a otros compañeros del transporte, en un despacho de abogados laboralistas en el número 55 de la madrileña calle Atocha. La reciente huelga del sector había terminado con éxito para los trabajadores y en esa reunión que mantenían, se estaba evaluando su desarrollo y posterior cumplimiento por parte de la patronal, para hacer efectivo al conjunto de los trabajadores afectados el contenido del acuerdo alcanzado.

 

En torno a las diez y media de la noche de ese día 24 de enero, los miembros del Sindicato de Transporte de CCOO abandonaron el despacho. Ellos se marchaban con el sabor de la victoria conseguida, en el despacho laboralista quedaban ocho abogados y un sindicalista despedido de telefónica que iban a celebrar una reunión para organizar el trabajo de la semana. Instantes después de abandonar el lugar de reunión entraron varios pistoleros de extrema derecha, reunieron a las nueve personas que allí se encontraban y dispararon sobre ellas. El resultado fue de cinco muertos y cuatro heridos de diversa consideración. Nuestros tres vecinos a los que hoy vamos a galardonar, en esos momentos ya se encontraban en la calle.

La propuesta de reconocer con la Medalla de oro Leganés a Laureano, Tomás y José Luis, es porque conocemos sus rostros, conocemos sus nombres y su gran labor. Pero este homenaje que hoy rinde el Pueblo de Leganés, a través de estos galardones, debe de ser también el reconocimiento de los y las miles y miles de trabajadores y sindicalistas anónimos que participaron, no con poco esfuerzo, en recuperar la libertad, la democracia y la dignidad para las clases trabajadoras de nuestro país.

Junto a todos ellos, y estando a un mes de conmemorar el 40 Aniversario de aquella matanza ocurrida en la calle Atocha 55 y de las multitudinarias manifestaciones de apoyo en los días siguientes (que supusieron la mayor manifestación ocurrida en España a favor de la apertura para conseguir un Estado democrático), resulta imprescindible que este Pleno Municipal tenga un reconocimiento para todos ellos y ellas. La Memoria Democrática de un Pueblo, más allá de las Leyes al respecto, debe ser un pilar sobre el que sustentar un Estado que se considera a sí mismo como democrático y moderno.

 

escrito-medallas-abogads-atocha

Comparte en redes sociales Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.