Manifiesto


leganemos2Somos parte del descontento que quiere cambiar las cosas: estudiantes, pensionistas, trabajadores, amas de casa… Gente como tú, que se levanta cada mañana para cuidar a su familia, estudiar, trabajar, o buscar trabajo, preocupadas y preocupados por el panorama político y económico que se abre a nuestro alrededor.

Somos vecinas y vecinos de Leganés cansadas y cansados de ver cómo las decisiones que afectan diariamente a nuestras vidas se toman en reuniones privadas a las que muy pocas y pocos pueden acceder. Ciudadanas y ciudadanos que han visto cómo en Leganés han manejado los recursos de todas y de todos para el beneficio de quien ordena y manda. Por ello impulsamos una candidatura por el Cambio.

Esta candidatura incorpora los requisitos de la nueva política, la transparencia y la regeneración, rechazando las sopas de siglas y las negociaciones entre partidos para articularla. Todas las posiciones de las listas electorales están abiertas a la decisión de la ciudadanía. Abriremos la participación con primarias abiertas y la forma jurídica se adaptará a la que permita mayor pluralidad: tanto en la participación como en la composición de la candidatura, por ello apostamos por la Agrupación de Electores.

Generamos una identidad nueva, abierta a todas y todos. Vamos a ocupar la centralidad del tablero político porque no partimos de identidades preestablecidas, sino de lo que nos une a una inmensa Mayoría: queremos acabar con el desempleo, los recortes, las privatizaciones, la precariedad laboral, las desigualdades y las tramas de corruptos y corruptores. Vamos a democratizar la política y la economía, a garantizar todos los derechos sociales, a recuperar los servicios públicos y a restaurar la dignidad de Leganés: a hacer del hartazgo ilusión y del descontento poder de la gente.

Partimos de lo mejor de nuestra sociedad: las luchas locales y las causas justas que han defendido el bienestar de la infancia, la Sanidad y la Educación Públicas, el empleo y los derechos laborales, los derechos de las mujeres, el acceso a una vivienda digna, el futuro de nuestros barrios. Partimos del ejemplo de infinidad de personas que han dado vida a esos cimientos que hoy posibilitan el Cambio. Y vamos más allá: somos una candidatura abierta a la Mayoría ciudadana.

No estamos solas, no estamos solos: lo hacemos con la complicidad de todas las ciudades del Sur. Con la fuerza de un territorio donde viven más de un millón de personas a las que querían condenar a la exclusión y donde se están articulando también las mayorías que harán realidad el Cambio. Lo hacemos en coherencia con las posibilidades de victoria que van a transformar la Comunidad de Madrid y nuestro país.

Aprendemos del pasado para no repetirlo. Contamos con principios éticos irrenunciables: primarias abiertas, transparencia total en las cuentas, actas, resoluciones, actuaciones y contrataciones públicas, salarios no superiores a la media de la ciudadanía, mecanismos de revocabilidad de los cargos, rendición de cuentas permanente, limitación de mandatos y de funciones, renuncia a cualquier privilegio jurídico o material, rechazo de las puertas giratorias, pactos y acuerdos sometidos a la consulta ciudadana. Como horizonte, el cumplimiento de los Derechos Humanos y la sostenibilidad, por encima de las leyes injustas que los pisotean, y ante las que nos declaramos en rebeldía.

Queremos construir el Programa del Cambio con la ciudadanía. Barrio a barrio. Basándonos en principios claros: fin al chantaje de la deuda mediante su auditoría ciudadana, impuestos justos y progresivos, financiación para garantizar todos los derechos de todas las personas, reversión de todos los recortes aplicados por la casta contra becas, ayudas y partidas sociales, recuperación de los servicios municipales privatizados y del patrimonio local malvendido, generación de empleo público, parque público de vivienda en alquiler.

Y sabemos que con la fuerza organizada del Pueblo, el Cambio es posible. La gente consciente y movilizada es invencible. Para no repetir el pasado y recuperar el futuro, esta fuerza organizada tiene que pervivir y hacer llegar la Democracia a todos los rincones de Leganés: cauces fijos de participación, asambleas públicas, consultas vinculantes, presupuestos participativos, plenos abiertos, apoyo a los movimientos sociales y al tejido asociativo, fomento del empoderamiento ciudadano y del protagonismo popular. Las instituciones serán herramientas del Poder Popular.

Es el momento de ganar. Es la hora del Pueblo. Vamos a conseguirlo.